Sugerencias para el cuidado

LARGO FLORES GOCE ESPLENDOR

Con un buen cuidado, puede disfrutar mucho tiempo de las flores de su Phalaenopsis, incluso más de tres meses. ¿Y sabía que puede hacer florecer de nuevo a la Phalaenopsis tras un descanso de unos seis meses? Le ofrecemos unas cuantas sugerencias para que pueda disfrutar tanto tiempo como sea posible de la floración de su Phalaenopsis. Estas sugerencias también le ayudarán a hacerla florecer varias veces.

Temperatura y luz
La temperatura ideal para la Phalaenopsis es de como mínimo 16°C por la noche y como máximo 24°C durante el día. La temperatura diurna ideal es de entre 20 y 22°C. Si bien esta orquídea necesita mucha luz, no soporta la luz directa del sol, y menos en los meses de verano. Un lugar ideal es el alféizar interior de la ventana mirando al este, nordeste, oeste o sudoeste. Cuando las plantas se vuelven amarillas puede ser una señal de demasiada luz directa del sol. La caída de capullos u hojas de color verde oscuro puede ser debida a falta de luz.

Agua y humedad
Al regar, no eche el agua en el corazón de la planta sino en la tierra de la maceta. El agua de la lluvia es mejor que el agua del grifo porque ésta contiene (demasiada) cal. Lo mejor es regarla por la mañana temprano. Todavía mejor es meter la maceta de 5 a 10 minutos en un cubo de agua templada. Luego la orquídea puede estar una semana sin agua. En el entorno natural de la Phalaenopsis hay un grado elevado de humedad del aire. Por tanto, si desea criar o propagar orquídeas, lo mejor es hacerlo en lugares húmedos como la cocina, el cuarto de baño o una veranda de cristal.

Tierra y abonos
Es importante que la Phalaenopsis esté en una tierra ligera que proporcione un drenaje que retenga la humedad. Lo ideal es la tierra especial para orquídeas, que puede comprar en la mayoría de centros de jardinería. Es mejor no utilizar tierra corriente para macetas. Puesto que la tierra ligera de la Phalaenopsis suele contener pocas sustancias nutritivas, es mejor abonarla a través del agua de riego. Para ello se puede comprar abono especial para orquídeas. Es necesario utilizar abono de marzo a octubre, unas dos veces al mes.

Después de la floración
Cuando una Phalaenopsis se ha marchitado, puede hacer que florezca de nuevo. Para ello hay que cortar el tallo por encima de la segunda yema. Con "yema" se entiende una nudosidad de la rama. Se cuenta empezando por abajo. Si la Phalaenopsis desarrolla raíces aéreas que crecen fuera de la maceta es una señal de que la orquídea se siente a gusto. No haga nada con estas raíces. No hace falta que las meta en la maceta. Además, correría el riesgo de dañarlas.